viernes, 18 de enero de 2008

General Motors ofrecerá baja voluntaria a 46.000 empleados

El grupo General Motors, primer fabricante mundial de automóviles, implementará a lo largo de este año un plan de bajas voluntarias en Estados Unidos, que estará dirigido a un total de 46.000 trabajadores. El programa, junto a las medidas para recortar prestaciones sanitarias ya puestas en marcha por la empresa, permitirá a la firma reducir aproximadamente 5.000 millones de dólares en costos laborales, según informó el diario Cinco Días.

Así lo anunció Richard Wagner, presidente de la compañía, durante una conferencia con analistas, en la que repasó los resultados obtenidos por el plan de reestructuración puesto en marcha por General Motors en 2005.

Según el ejecutivo, hasta el momento el programa permitió reducir los costos estructurales de la corporación en Norteamérica en 9.000 millones de dólares, luego de eliminar 34.000 puestos de trabajo, entre otras medidas.

En tanto, el grupo confirmó que su objetivo final consiste en rebajar los costos estructurales para que no superen el 25% de sus ingresos en 2010, frente al 34% de 2005.

1 comentario:

Senior Manager: dijo...

Personalmente considero a GM una empresa en decadencia que no representa ni la sombra de los ideales de su fundador. Muchas situaciones recientes pueden llevar a cuestionar todo el sistema corporativo y empresarial de esta multinacional que pudo haber terminado como Enron si no se hubiera impuesto la Ley Sarbanes-Oxley. Todo debido a la ineficiencia del personal financiero-contable de los últimos años, más ocupado en ocultar irregularidades que en resolverlas. Para hablar del ámbito hispano solamente... hubo un caso muy sonado en Colombia (desfalco interno por parte de empleados)y otro de conflicto de intereses que surgió en la planta de Chile, en donde dos altos directivos (involucrados sentimentalmente) decidían cuestiones sensibles para la empresa en función del estado anímico de su “secreta relación”. Todo un desastre..Luego se preguntan por qué los asiáticos les han quitado la supremacía mundial.